Cuando la relación empieza a deteriorarse y no encontramos salida, es el momento de acudir a un profesional para solicitar ayuda, no es necesario esperar hasta el final. Además, ha de ser cosa de dos y ambos han de estar dispuestos a colaborar.

La terapia de pareja supone que ambos miembros de la pareja tienen que hacer cambios a nivel individual en sus comportamientos. En ocasiones se da un problema en alguno de los componentes de la pareja que necesitará ser tratado en terapia individual que se puede realizar con el mismo profesional u otro psicólogo.

Algunas de las herramientas que se enseñan en terapia son: aprender a comunicarse, a escuchar, a expresar nuestras necesidades, a plantear problemas, a buscar soluciones, etc.

Alrededor del 75% de las parejas que acuden a terapia informan de una gran mejora en la satisfacción matrimonial.

Si deseas pedir cita

Puedes seleccionar el tipo de tratamiento y el profesional que desees.

Cargando ...